Amigos, colegas, seguidores de este blog:

domingo, 12 de abril de 2015

Batavia, Historia de un Naufragio

Batavia, historia de un naufragio es una propuesta teatral  de acción dramática escrita por David Barrocal y Almudena Ocaña. Fue estrenada en el mes de mayo de 2014 en la Sala Kubik Fabrik de Madrid con un gran elenco de actores: Samad Madkouri, Ruth Carreras, Iñaki Díez, Nuria Landete,  Juan Carlos Reina y Rodrigo Ramírez; bajo la dirección de Barrocal.
Tras una larga estancia en la sala principal del Teatro Lara, con una acogida espectacular del público a pesar del horario intempestivo y el frío de los meses de noviembre, diciembre y enero de ese mismo año; este navío se embarca próximamente en una gira a nivel nacional durante los próximos meses de abril (Albacete, 16), mayo (Aranjuez, 15), septiembre (Madrid, 26), octubre (Almería, 16), noviembre (Puerto Real, 6) y diciembre de 2015 (Gira Canarias, fechas por concretar).  
La elección de llevar a escena este texto inédito basado en una historia verdadera del siglo XVII en la que se muestra un naufragio real que sucedió el 4 de Junio de 1629 cuando el gran buque Batavia de la Compañía de las Indias, que había partido de Holanda en una ruta comercial, naufragó al colisionar con un arrecife de corales en el archipiélago de las Abrolhos (sudeste de Australia), y que la crítica compara amablemente con El señor de las moscas y Trafalgar de Benito Pérez Galdós; es, además de una buena historia, una noticia muy actual en el ámbito geográfico australiano debido a que el pasado 13 de febrero de este mismo año fueron hallados restos del sangriento motín del Batavia tal y como interpretan los actores de la compañía ErreQueErre Teatro. Una ficción teatral muy importante para recordar que, aunque esta historia sucedió hace mucho tiempo, no se aleja considerablemente del mundo real de hoy en día en sentido metafórico. También en sentido literal, debido a la crisis económico-social ante la que nos encontramos y con la que, a pesar de afectarnos directamente, no actuamos como deberíamos aceptando los hechos con indiferencia. Batavia, símil a un espejo, quiere reflejar lo contrario. Quiere hacernos ver que debemos luchar a pesar de las adversidades y que, aunque la vida es injusta, merece la pena vivir.
Amor, crueldad, odio, violencia, tiranía, mandato y obediencia; podrían ser algunas de las palabras claves para definir este drama narrado retrospectivamente y que estilísticamente se marca mediante unas coreografías creadas por Raquel Carrillo y acompañadas por una banda sonora original de Jordi Ballarín, la cual conecta con el público instantáneamente. Estas composiciones artísticas están muy logradas y selladas por los actores. Un trabajo de cuerpo vistoso y colorista gracias a la iluminación minuciosamente meditada por el director y llevada a cabo por Ariel D. Zeitunlian, que combina los colores azul y rojo con un oscuro de sombras a través de un ciclorama central.
El vestuario, documentado y diseñado por Alba Toajas con la ayuda en los figurines de Alexis Valda y la mano de obra de la modista Yaneth Soler, transporta perfectamente al espectador al mundo del siglo XVII. En el caso de los actores que doblan personajes, se presenta una vestimenta elemental: pantalones negros y camisa gris para los hombres que en ocasiones aparecen con el torso desnudo. Caso contrario sucede con el personaje del pastor, protagonizado por Iñaki Díez, cuya chaqueta marca un rango importante en la obra al igual que el vestido de su mujer, papel interpretado por la actriz Nuria Landete. Destaca también el largo vestido negro de Lucrecia (Ruth Carreras), que se asocia mentalmente al vestuario fúnebre de la viuda de La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca, pero que en esta ocasión y por obligación le arrancan el luto a bocados. A estas notables vestiduras  debe sumarse el trabajo de maquillaje realizado por Lilian Barba la cual ha ideado unos rostros pálidos y ojerosos muy acordes para la ocasión. Además, ha logrado caracterizar al actor Iñaki Díez para que doble su edad con una barba poblada, blanca, real y descuidada que en muchas ocasiones los caracterizadores se dejan en el tintero.
Anillos, sandalias e incluso dientes también son útiles usurpados por Jan (Rodrigo Ramírez), uno de los niños supervivientes al naufragio en un escenario minimalista, análogo a una isla desierta donde elementos portátiles van entrando y saliendo de escena lo que hace que se valore mucho más el trabajo de los actores los cuales llenan el escenario sin apenas material artístico. Agraciada decisión del director para conectar a su vez con la sociedad del momento: no hace falta llenar el escenario de objetos porque ya está lleno de vida y ya está lleno de muerte. Una tina con agua, un baúl, una sábana y unas armas de madera; parecen materiales sencillos ante el público pero estos elementos van mucho más allá: el baúl alegóricamente esconde los secretos de los personajes, se abre y se cierra en reiteradas ocasiones para ilustrar que en la vida hay oportunidades que no debemos dejar escapar; las armas son elementos de rebelión, hacen ruido, molestan y enfadan a los tiranos de la isla. De la misma forma, el agua en la tina lava la sábana a priori ilustrando un símbolo de pureza pero, a su vez, nos aboca a la mismísima muerte.
Así es el escenario de Batavia, simple y complejo a la vez. Por eso hay que valorar la brillante labor del director que se ha atrevido a llevar a escena un texto inédito y complejo, un drama que  apuesta por un público atento y amante del buen teatro. Para entender el texto no hay que quedarse en lo superficial. Lo intertextual es, si cabe, aún más importante. David Barrocal ha realizado una propuesta innovadora al jugar con el tiempo narrativo y ejecutar un doble juego arriba en el escenario y abajo en las butacas que el espectador solo podrá ver si asiste al espectáculo.
Por otro lado, y si he de quedarme con una pequeña parte de cada uno de los actores,
destacaría la magnitud de Samad Madkouri que hace que su personaje coja fuerza en los momentos durísimos de la obra en los que su cuerpo empapado en sudor hace su personaje muy verídico. No me olvidaría de la bellísima voz de Ruth Carreras interpretando el papel de Lucrecia en un escenario a oscuras e iluminado por una vela. Tampoco del monólogo de Judick interpretado por Nuria Landete que eriza la piel a cada instante. La dureza y la exigencia del pastor (Iñaki Díez), que siguiendo la voz de Dios (¿qué Dios?) envía a su esposa hacia un precipicio insano. La constancia de hacerse valer del pequeño Jan (Rodrigo Ramírez) y la polivalencia de Juan Carlos Reina a la hora de interpretar varios personajes entre los que destacan Pelsaere y Jacobs.
Supervivencia es el lema del Batavia. Un guiño teatral a la corrupción y la tiranía opresora que lleva acechándonos desde hace muchos siglos y que el ser humano, por mucho que lo ha intentado, no ha podido o querido evitar. No se puede pedir más a una obra de teatro dramática porque Batavia, Historia de un Naufragio lo tiene todo: un texto memorable espectacularmente llevado a escena y una coordinación actoral incapaz de dejar indiferente al espectador.
Marta Quesada Vaquero

martes, 25 de septiembre de 2012

Boardwalk Empire

Un vez cerrada la encuesta y, confirmado que muchos de vosotros no conocéis esta serie; os hago una entradilla con algunos datos importantes de la misma para ver si os entra el gusanillo y os animáis a verla. Yo voy por la 2ª temporada y, la verdad, cada vez es más interesante. Asimismo, le pediremos a nuestro amigo Rocky que no nos desvele el final de la misma jeje.


Boardwalk Empire es una serie de televisión estadounidense  que comenzó a emitirse en EEUU en 2010. Está ambientada en Atlantic City, Nueva Jersey, durante la época de la ley seca (1) en los años 1920.
Steve Buscemi el Globo de Oro y el SAG como mejor actor.
Fue nominada a 18 premios Emmy; ganando ocho, incluyendo uno a la mejor dirección para Martin Scorsese.
Boardwalk Empire es un drama de época centrado en Enoch "Nucky" Thompson, una prominente figura política que controla Atlantic City, New Jersey, durante el período de la ley seca desde 1920 hasta 1930.
Nucky interactúa con varias figuras históricas en su vida personal y política, incluyendo gángsters, políticos o agentes del gobierno. El gobierno, además, se interesa en el contrabando y otras actividades ilegales de esa zona, mandando agentes para investigar posibles conexiones con la mafia pero también para observar el lujoso y costoso estilo de vida de Nucky, figura política del condado.
Entre los actores me gustaría presentaros a la pareja protagonista:
  • Steve Buscemi como Enoch "Nucky" Thompson. Mitad político, mitad gangster, es el tesorero de Atlantic City y la figura criminal más poderosa.
  • Kelly Macdonald como Margaret Schroeder. Una joven viuda irlandesa que busca ayuda de Nucky, se vuelve su amante y finalmente su esposa.





Y como personajes curiosos que me llaman la atención y que hacen aún más viva esta serie:
  • Paz de la Huerta como Lucy Danziger. La temperamental ex amante de Nucky y bailarina de Ziegfeld Follies. 



  • Michael Pitt como James "Jimmy" Darmody. Un estudiante que abandonó Princeton para combatir en la 1ª Guerra Mundial. Trabajó para Nucky durante un tiempo antes de dedicarse al cimen organizado por su cuenta.


  • Michael Shannon como Nelson Van Alden. Un ferviente agente del Departamento del Tesoro. Identifica a Nucky como la figura clave del contrabando.

  • Jack Huston como Richard Harrow. Francotirador de la Primera Guerra Mundial y aliado de Jimmy. Herido en la guerra, usa una mascara que cubre la mitad de su cara.




jueves, 20 de septiembre de 2012

cuatro estaciones y un día


El pasado sábado, 8 de septiembre de 2012 conseguimos 4 entradas para ver esta obra teatral titulada: cuatro estaciones y un día.




Cuando llegamos a la puerta del teatro Lara, la Corredera Baja de San Pablo estaba llena de gente. La obra comenzaba a las 23h. Hora punta nocturna en el barrio. La gente terminaba de cenar y aprovechaba para acercarse a tomar una copa. Otros, como nosotros, aprovechábamos para ir gratis al teatro ;)

Una vez dentro, uno se pone a pensar que, por ser las horas que son, no te va a tocar la señora del caramelo detrás o la sesión de toses vespertina pero, a los dos minutos de estar sentado y cuando justo comienza la función; te das cuenta de que detrás de ti hay una señora con un bolso enorme que busca un caramelo y no lo encuentra y, esto solo puede ocurrir, cuando las luces se han apagado.

Se abre el telón y aparecen tres actores en el escenario. Concretamente, Alicia Rubio, Sergio Mur y Sara Martín. A las niñas y a las no tan niñas, se les empieza a caer la baba cuando Sergio Mur se levanta de la cama en calzoncillos y empieza la función. Primero muy baja, pero poco a poco consigue coger ritmo.

Habla Sergio Mur, mi pareja y yo nos miramos como locos viendo la interpretación forzosa del mismo. La gente no para de reírse y a nosotros nos da pena que habiendo gente tan buena por ahí, muchas de las selecciones en los cástings sean 95% cuerpo 5% formación profesional (si cabe). Pero no termina ahí la cosa... La historia trata de un trío amoroso que le acaba dando la vuelta a la tortilla. La idea es buenísima pero el texto deja muchas cosas en el aire y, lo mejor de todo ocurre cuando el espectador tiene que estar 100% metido en la historia  y ves que las dos actrices, en su momento álgido de enfado, se giran en el escenario y se empiezan a reír porque no pueden aguantar su interpretación. Y al público le da igual. Han pagado (o no) para pasar un buen rato. Y aplauden como locos y las mujeres murmuran "¡qué guapooo!"
En fin...

No sé si estos tres actores tuvieron una mala noche pero, desde luego, no fue su mejor actuación de la temporada. Lo malo es que nunca sabes quién va a ir a verte al teatro. Yo no soy nadie y critico como espectadora pero, quién sabe si entre los muchos que allí estuvimos, había un director de cine o un crítico de portada. A mí, desde luego, no me han convencido como actores.

Asimismo, me pregunto ¿Qué selección de cartelera realizan los teatros privados de la Comunidad de Madrid?, ¿por qué es tan dicífil llevar una obra a un teatro y luego te encuentras con esto?

Resumiendo un poco: dinero y nombres.

Por cierto, lector, ¿cómo te llamas?

martes, 18 de septiembre de 2012

El Imaginario Mundo del doctor parnassus

El Imaginario Mundo del doctor parnassus es un cuento idílico con final feliz.

Fernando León de Aranoa. Sus primeras películas.

Os presento, para quienes no las conozcan o no las hayan visto, las dos primeras películas del director Fernando León de Aranoa:

1. Familia.                                  

Santiago (Juan Luis Galiardo) es un hombre que se levanta el día de su 55 cumpleaños rodeado de una familia abundante, que le demuestra su amor y le colma de regalos. Todos le esperan en la cocina para cantarle el cumpleaños feliz. Pero hay algo que no encaja: A Santiago no le gusta el regalo de su hijo pequeño y no le cree cuando le dice que le quiere, por lo que le grita y le pone en la calle. Se enfada con todos y exige otro hijo menor, que no esté gordo, que no lleve gafas y que, a ser posible, se le parezca un poquito.
Conforme pasan las horas, descubrimos cosas extrañas en esta supuesta familia, sus hijos no mantienen precisamente una relación fraterna, una mujer ajena a la casa aparece por allí y pasa a integrarse en la familia... Poco a poco se pone de manifiesto que Santiago es un hombre solitario que, para aliviar la soledad del día de su cumpleaños, ha decidido contratar a un grupo de actores para que finjan ante él ser su familia.
La acción transcurre durante 24 horas en un único escenario, un chalet donde un hombre desea pasar el día de su cumpleaños con su familia, un grupo que no es lo que parece.


2. Los lunes al sol.

En una ciudad costera del norte de España, a la que el desarrollo industrial ha hecho crecer desaforadamente, un grupo de hombres recorren cada día sus empinadas calles, buscando salidas de emergencia. Son funambulistas de fin de mes, sin red y sin público, sin aplausos al final; viven en la cuerda floja del trabajo precario y sobreviven gracias a sus pequeñas alegrías y rutinas.


Y para aquellos que las han visto, ¿qué opináis? :D

domingo, 16 de septiembre de 2012

Crece. Sesión de trabajo. Puertas abiertas.

Ayer, a las 19:30h de la tarde, tuvo lugar, en el Circo Price de Madrid; el primer ensayo general con público de este espectáculo circense.
En su quinta edición, CRECE se consagra como el proyecto de circo más atractivo y enérgico de la temporada. 14 jóvenes artistas, seleccionados de todo el mundo, se unieron para mostrarnos,  por primera vez, el resultado de un viaje por los límites del cuerpo a través del aire, la danza, la proeza física y el humor.


Durante casi dos horas de espectáculo sin intermedio, estos 14 expertos circenses mostraron sus polifacéticas artes. Además de asentar el espectáculo, ponían las luces, la voz y la música. Saltaban, brincaban, se caían... Pero también tocaban el trombón, la batería e interpretaban canciones bastante actuales como la última canción de Carly Rae Jepsen titulada Call me maybe, entre otras.

Asimismo, este año CRECE cuenta con la dirección artística invitada de Emilio Goyanes. Un reconocido autor de teatro, cabaret y circo, que aporta una visión única de la vida del mundo del espectáculo.

Desde aquí, me gustaría darle la enhorabuena por su saber hacer.
Ayer fuimos unas 150 personas las que disfrutamos al máximo de ese ensayo general gratuito que nos aportó mucho más que alegría en los ojos; nos abrió el corazón y pudimos ver, entre otras cosas, como el lenguaje corporal va mucho más allá que las palabras porque, aunque no hablemos el mismo idioma podemos entendernos desde el sentimiento y la unión; y el esfuerzo de los 14 componentes de CRECE es mucho más que unas simples acrobacias.

CRECE estará 12 días en el Teatro Circo Price de Madrid.  
Os dejo el enlace de la página web por si os animáis a ir.
Espectáculo 100% Recomendable.