Amigos, colegas, seguidores de este blog:

martes, 18 de septiembre de 2012

Fernando León de Aranoa. Sus primeras películas.

Os presento, para quienes no las conozcan o no las hayan visto, las dos primeras películas del director Fernando León de Aranoa:

1. Familia.                                  

Santiago (Juan Luis Galiardo) es un hombre que se levanta el día de su 55 cumpleaños rodeado de una familia abundante, que le demuestra su amor y le colma de regalos. Todos le esperan en la cocina para cantarle el cumpleaños feliz. Pero hay algo que no encaja: A Santiago no le gusta el regalo de su hijo pequeño y no le cree cuando le dice que le quiere, por lo que le grita y le pone en la calle. Se enfada con todos y exige otro hijo menor, que no esté gordo, que no lleve gafas y que, a ser posible, se le parezca un poquito.
Conforme pasan las horas, descubrimos cosas extrañas en esta supuesta familia, sus hijos no mantienen precisamente una relación fraterna, una mujer ajena a la casa aparece por allí y pasa a integrarse en la familia... Poco a poco se pone de manifiesto que Santiago es un hombre solitario que, para aliviar la soledad del día de su cumpleaños, ha decidido contratar a un grupo de actores para que finjan ante él ser su familia.
La acción transcurre durante 24 horas en un único escenario, un chalet donde un hombre desea pasar el día de su cumpleaños con su familia, un grupo que no es lo que parece.


2. Los lunes al sol.

En una ciudad costera del norte de España, a la que el desarrollo industrial ha hecho crecer desaforadamente, un grupo de hombres recorren cada día sus empinadas calles, buscando salidas de emergencia. Son funambulistas de fin de mes, sin red y sin público, sin aplausos al final; viven en la cuerda floja del trabajo precario y sobreviven gracias a sus pequeñas alegrías y rutinas.


Y para aquellos que las han visto, ¿qué opináis? :D

1 comentario:

  1. Marta, vi las dos peliculas en su momento, aunque recuerdo la temática, debo reconocer que la memoria me juega malas pasadas y no me importaría volver a verlas.
    Ambas peliculas reflejan, de una forma amena y divertida, dos problemáticas muy concretas de la sociedad, del momento en que fueron realizadas, y por desgracia, totalmente de actualidad, como es el paro y el desarraigo familiar.
    Para quien no las haya visto, yo se las recomendaría, y para los que ya las han visto, como es mi caso, se pueden volver a ver.

    ResponderEliminar